Torre Bellesguard

Exterior Torre Bellesguard

AÑO DE CONSTRUCCIÓN

1900 - 1909

DIRECCIÓN

Bellesguard, 16 - 20, Barcelona

http://bellesguardgaudi.com/

El lugar donde Gaudí construyó la Torre de Bellesguard es una porción de tierra con más de 2.000 años de historia. En él se han encontrado restos arqueológicos que demuestran que, des del tiempo de los íberos, esta zona siempre ha sido habitada. La abundancia de aguas subterráneas y las vistas panorámicas de 360 grados sobre la ciudad de Barcelona convierten Bellesguard en un emplazamiento estratégico.

La importancia de la finca, no obstante, se debe a su pasado medieval. El año 1408, Bellesguard se convierte en sede real y papal: durante dos años fue la residencia fija del rey Martín I el Humano, último conde de Barcelona, y la residencia temporal de Benedicto XIII, más conocido como Papa Luna.

INSPIRACIÓN EN EL PASADO

Este pasado medieval como residencia del último rey catalán es el que inspira a Antoni Gaudí. El arquitecto crea una obra cargada de simbolismo, a medio camino entre el modernismo y el gótico, en la cual narra la biografía de Martín I el Humano, los hechos que tuvieron lugar en Bellesguard los últimos años de su vida y la desdichada suerte del monarca y del reino a su muerte sin descendencia.

El edificio que construye Gaudí por encargo de Jaume Figueras no solo es la torre, sino que constituye todo un conjunto medieval. El proyecto comprende la reconstrucción de los muros que envuelven la finca, la restauración y consolidación de los restos del antiguo palacio medieval y la construcción del viaducto, con el que inicia la experimentación alrededor del pórtico de columnas que culminará en el pórtico de la Lavandera del Park Güell.

Torre Bellesguard
Torre Bellesguard
Torre Bellesguard
Torre Bellesguard

PIZARRA Y TRENCADÍS

La estructura de Torre Bellesguard está revestida de piedra de pizarra propia de la zona, siguiendo con su estilo de estudiar y usar la geología y la topografía del lugar. Esta piedra de tonalidades verdes, grises y beige infiere al edificio un marcado aspecto medieval, así como permite generar múltiples juegos de luz, haciendo que reluzca de una manera totalmente distinta en días soleados o en días de lluvia.  

Torre Bellesguard
Torre Bellesguard

Esta piel de pizarra que reviste Bellesguard, así como la utilización generalizada del trencadís de piedra que da relieve a puertas y ventanas, son dos técnicas que Gaudí utiliza para romper la linealidad que, por fuerza, tiene que utilizar en las almenas y en las líneas generales de la casa, respondiendo a la voluntad de crear un castillo con reminiscencias góticas en homenaje al monarca.

LAS INNOVACIONES DE GAUDÍ

En esta obra Gaudí crea elementos inéditos, como el rosetón que se encuentra en el centro de la fachada principal, llamado “Estrella de Venus”, un ejemplo único de vidriera tridimensional. Su carga simbólica nos indica el conocimiento de la historia que tenía el arquitecto y su voluntad de hacer dialogar el presente (la casa) y el pasado (los restos medievales) con las puertas respectivas enfrontadas, al más puro estilo del hombre de la Renaixença que era.

Al mismo tiempo, Gaudí se reinterpreta a sí mismo en Bellesguard, donde podemos ver una gran cantidad de soluciones estructurales, constructivas y ornamentales que ya encontramos en algunos edificios de su primera etapa o que aparecerán pronto en otras obras del período 1900-1910, seguramente el más fecundo de su trayectoria profesional.

Torre Bellesguard

Unos buenos ejemplos son el semisótano construido con potentes pilares y vueltas, que nos reportan al Palau Güell; el característico pináculo de Gaudí con su cruz de cuatro puntas y, en este caso, con una corona y una señera en espiral, en clara alusión al pasado real de la finca; y la construcción de la magnífica buhardilla como sala de música, que recuerda la nave central de la Sagrada Familia.

Torre Bellesguard
Torre Bellesguard
Detalle bigas techo interior Torre Bellesguard

VISTAS EXCEPCIONALES

En la parte superior de las terrazas, Gaudí proyecta un camino de ronda que recorre las cuatro fachadas, con unas vistas privilegiadas sobre la ciudad de Barcelona, que le hacen merecer su nombre, Bellesguard, que se puede traducir por Bella Vista.

Bellesguard es, pues, un castillo gaudiniano escoltado por un gran dragón, el Dragón de Bellesguard, uno de sus tesoros más bien guardados, testimonio del devenir del tiempo y de los cambios.

Torre Bellesguard
Torre Bellesguard
Torre Bellesguard
Torre Bellesguard

HORARIOS

Abierto de martes a domingo, de 10 a 15 h.

Abierto todos los festivos.

Cerrado 1 y 6 de enero, 25 y 26 de diciembre.

 

COMO LLEGAR

Autobuses: 22, 58, 60, 75, 123 y 196

FGC: Pl. de Catalunya – Av. de Tibidabo. Av. de Tibidabo

 

TRANSPORTES TURÍSTICOS

Bus Turístico: Ruta azul Tibidabo

Barcelona City Tour: Ruta Este Tibidabo

Tranvía Azul: Avinguda Tibidabo. Pl. Doctor Andreu

 

SERVICIOS

Audioguías, WC, máquina de bebidas, tienda e información turística.

Visita con audioguía: De martes a domingo. Seis idiomas: catalán, español, inglés, francés, japonés y ruso. 9 €

Visita guiada: Sábados y domingos a las 11 h en inglés. Sábados a las 12 h en castellano. Domingos a las 12 h en catalán.

Visitas especiales, fuera de horario, con refrigerio o en otros idiomas, a concertar.

Actividades infantiles y escolares.

Alquiler de espacios para la organización de eventos.

 

Instagram gallery

Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí .

Cerrar