Temple Expiatori de la Sagrada Família

Edificio de la sagrada Família, entre los árboles

AÑO DE CONSTRUCCIÓN

1883

DIRECCIÓN

Carrer Mallorca, 401, Barcelona

http://www.sagradafamilia.org/

PARTE DE

El legado arquitectónico que más fama y revuelo mundial ha dado a Antoni Gaudí y, por extensión, a la ciudad de Barcelona, es el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia. La gracia y la singularidad del edificio se encuentran, básicamente, en la transformación radical que el artista hizo del proyecto neogótico inicial, hasta convertirlo en un templo monumental de dimensiones gigantescas.

La Sagrada Familia es sorprendente, austera, insólita y exuberante. Todo a la vez. La distribución de los espacios, la profusa decoración escultórica y la grandiosidad y solemnidad hacen de la obra una auténtica biblia de piedra. Una biblia eternamente inacabada que se prevé completar a finales de la próxima década.

LOS ORÍGENES: 1866-1883

La fundación por parte de Josep María Bocabella de la Asociación Espiritual de Devotos de San José (1866), supone el germen de lo que sería la Sagrada Familia. La entidad promueve, a partir del año 1874, la construcción de un templo expiatorio y gracias a diferentes donativos, se compra una parcela de 12.800m² entre las calles de Marina, Provenza, Cerdeña y Mallorca.

La primera piedra se coloca el 19 de marzo de 1882, festividad de San José, en un acto solemne que preside el obispo de la ciudad, Josep Urquinaona. A partir de entonces, se inicia la construcción, que empieza por la cripta situada debajo del ábside, según un diseño neogótico de Francisco de Paula del Villar, primer arquitecto del templo. Este, abandona la obra poco tiempo después por discrepancias con los promotores y el encargo pasa a manos de Gaudí.

Vista aérea de la Sagrada Família

GAUDÍ REINVENTA EL PROYECTO (1883-1892)

Una vez asume el proyecto, Gaudí finaliza la cripta en seis años y empieza las obras del ábside, que cogen velocidad gracias al buen ritmo en la recepción de donativos. Precisamente será la llegada de una aportación anónima muy cuantiosa la que hará replantear los planes que tenía el artista. Desestima el antiguo proyecto neogótico y propone uno nuevo, más monumental y, sobretodo, plenamente innovador tanto en las formas y en las estructuras como en la construcción.

El proyecto soñado por Gaudí consiste en una iglesia de grandes dimensiones con planta de cruz latina y torres de gran altura. La importante carga simbólica, desde el punto de vista arquitectónico y escultórico, nace en la voluntad de ser una explicación catequética de las enseñanzas de los Evangelios y de la Iglesia.

LA FACHADA DEL NACIMIENTO ABRE EL CAMINO (1892-1914)

La primera fachada en ver la luz fue la del Nacimiento, en 1892. Según manifestó el propio Gaudí, «si en vez de hacer esta fachada decorada, ornamentada y turgente hubiese empezado por la de la Pasión, dura, pelada y hecha como de huesos, la gente se hubiese retraído». En 1894 queda finalizada la fachada del ábside y en 1899, el Portal del Roser, uno de los accesos al claustro del Nacimiento.

Paralelamente a estos trabajos, en el ángulo sur-oeste del templo, el reusense construye las Escuelas Provisionales de la Sagrada Familia (1909), destinadas a los hijos de los trabajadores del templo y a los niños del barrio. El año siguiente, una maqueta de la fachada del Nacimiento se exhibe en el Grand Palais de París con motivo de una exposición sobre la obra de Gaudí, impulsada por su amigo y mecenas Eusebi Güell. En 1911 proyecta la fachada de la Pasión.

Techo interior del Temple de la Sagrada Família
Fachada del Nacimiento del Temple de la Sagrada Família
Acceso principal de la Sagrada Família

DEDICACIÓN EXCLUSIVA (1914-1926)

Desde el año 1914, Gaudí abandona cualquier otro proyecto y se dedica exclusivamente a la construcción de la Sagrada Familia, hecho que explica que en el currículum de los últimos años de su vida no figuren trabajos importantes. Su implicación es tan grande que llega a residir los últimos meses al lado de su obrador, un espacio situado al lado del ábside y acondicionado como taller de maquetas a escala, diseños, estudio de esculturas y espacio para pruebas fotográficas.

En 1923 proyecta la solución definitiva de las naves y cubiertas, pero las obras, en aquel período, avanzan lentamente. A finales de 1925 se acaba la construcción del primer campanario de la fachada del Nacimiento, dedicado a san Bernabé, y con una altura de cien metros. Este es el único que Gaudí ve construido, ya que el 10 de junio de 1926 muere como consecuencia de un trágico accidente sufrido tres días antes, al ser atropellado por un tranvía. El día 12 es enterrado en la capilla del Carme de la cripta de la Sagrada Familia, donde aún hoy reposan sus despojos. Durante los últimos años de trabajo de Gaudí en el templo, dispuso de un numeroso grupo de arquitectos, dibujantes, escultores y modelistas para afrontar el proyecto.

Detalles de una de las torres de la Sagrada Família
Vitrales de la Sagrada Família
La Sagrada Família

DESTRUCCIÓN DE PLANOS Y LENTO RESURGIR

Al morir Gaudí, su estrecho colaborador Doménec Sugrañes asume las obras hasta 1938. Bajo su dirección se acaban los campanarios de la fachada del Nacimiento y se finalizan el portal de la Fe y el ciprés central.

En julio de 1936, a causa del alzamiento militar y la Guerra Civil Española, unos revolucionarios incendian la cripta, queman las Escuelas Provisionales de la Sagrada Familia y destruyen el obrador. En aquel momento se pierden los planos, los dibujos y las fotografías originales, y queda hecha añicos una parte de las maquetas de yeso hechas a escala. A pesar de aquellos actos vandálicos, la construcción del templo no se han paralizado nunca desde que Gaudí asumiese la batuta y se ha respetado siempre la voluntad del arquitecto.

 

Después de la Guerra se restaura la cripta quemada y se recomponen muchas de las maquetas maltrechas gracias al trabajo del arquitecto Francesc de Paula Quintana. Este hecho posibilita tener los modelos para  continuar la construcción según la planificación original. Los trabajos continúan en 1954, cuando  se empiezan los cimientos para construir la fachada de la Pasión, sobre la base de los múltiples estudios hechos por Gaudí. Después de los cimientos, se construye la cripta, donde en 1961, se instala un museo para explicar a los visitantes los aspectos históricos, técnicos, artísticos y simbólicos del templo. Esta fachada verá levantados los cuatro terminales de los campanarios en 1976.

Nave central de la Sagrada Família

EL IMPULSO DEL SIGLO XXI

Con el inicio de siglo, los avances en la Sagrada Familia toman una nueva dimensión. En el año 2000 se construyen las vueltas de la nave central y las del transepto, y al mismo tiempo se inician los cimientos de la fachada de la Gloria. Posteriormente se completa el ventanal central de la fachada de la Pasión y se coloca un vitral dedicado a la resurrección, obra de Joan Vila-Grau. También se acaban las cuatro columnas del centro del crucero.

En medio de estos avances, la figura y la obra del ideólogo del Templo son especialmente recordadas en 2002, dado que el Ayuntamiento de Barcelona impulsa el Año Internacional Gaudí con motivo del 150º aniversario de su nacimiento.

Entre 2008 y 2010 se acaban las vueltas del crucero y del ábside, justo antes de la visita de Su Santidad el Papa Benedicto XVI para dedicar el templo. 

LA CONSTRUCCIÓN COMPLETA, EN EL HORIZONTE

Las principales tareas actuales y previstas para los próximos años se basan en la construcción de la primera sacristía (lado de poniente) y la de las torres centrales. El alzamiento de la fachada de la Gloria, la última que falta, completará el conjunto.   

Una vez finalizado, el Templo constará de cinco naves rodeadas por un claustro deambulatorio, con un ábside de siete capillas en el extremo norte y tres fachadas en los otros lados: la del Nacimiento, la de la Pasión y la de la Gloria, que es la fachada principal. Cada una incluirá cuatro campanarios de perfil parabólico en representación de los doce apóstoles y sobre el ábside y el crucero se perfilarán seis torres más, como símbolo de los cuatro evangelistas, la Virgen María y Jesús. La torre de Jesús, sobre el cimborio, será la más alta, con 170 metros de altura.

Vitrales superiores de una de las fachadas del Temple

HORARIOS

De noviembre a febrero: 9 h a 18 h

Marzo y octubre: 9 h a 19 h

De abril a septiembre: de 9 h a 20 h

1 y 6 de enero; 25 y 26 de diciembre: de 9 h a 14 h

El horario de la Cripta es de lunes a sábado de 9 h a 10 h y de 18 h a 21 h

Domingos y festivos: de 9 h a 14 h y de 18 h a 21h

 

CÓMO LLEGAR

Autobús: 19, 33, 34, 43, 44, 50, 51, B20, B24
Metro: L2 / L5 - Sagrada Família

 

TRANSPORTE TURÍSTICO

Bus Turístic:  Ruta Azul

Barcelona City Tour: Ruta Este (Parada 11 - Sagrada Família)

Instagram gallery

Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí .

Cerrar