Nau Gaudí de Mataró

Interior Nau Gaudí

AÑO DE CONSTRUCCIÓN

1878 - 1883

DIRECCIÓN

Carrer de la Cooperativa, 47, Mataró

http://naugaudi.cat/es

La Nau Gaudí de Mataró es la primera obra construida por el arquitecto. Fruto de un proyecto mucho más amplio y ambicioso, este edificio es el único testimonio que ha llegado a nuestros días del recinto fabril de la Sociedad Cooperativa Obrera Mataronense ideada entre 1878 y 1883. Considerada como el punto de partida del proceso creativo del arquitecto, la nave de blanqueo de algodón de la cooperativa destaca por la importancia de la experimentación con los arcos parabólicos, utilizados por primera vez por Gaudí como elementos estructurales. Esta solución arquitectónica se convertiría posteriormente en un elemento clave y muy representativo de la obra gaudiniana.

El edificio fue restaurado en 2008 y, desde 2010, acoge la sede del Consorci Museu d’Art Contemporani de Mataró, espacio de exhibición de la Col•lecció Bassat y otras muestras de arte local.

Exterior Nau Gaudí

El proyecto

En sus años de juventud Antoni Gaudí mantuvo una estrecha relación personal y profesional con Salvador Pagés, uno de los cooperativistas más destacados de la Cataluña de finales del siglo XIX. Este industrial textil fue el fundador de la Cooperativa Obrera Mataronense, sociedad instalada inicialmente en la villa de Gracia y trasladada en 1874 a la ciudad de Mataró.

La aproximación de Pagés a las ideas del socialismo utópico, lo llevaron a encargar al joven arquitecto el diseño de un complejo industrial que se estructurara como una pequeña ciudad, que siguiese el modelo de las colonias obreras, incorporando equipamientos sociales y viviendas para los cooperativistas.

Gaudí empezó a trabajar en el proyecto en 1878, justo después de finalizar sus estudios en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, colaborando intensamente en la planificación de las diferentes instalaciones junto con el arquitecto mataronés Emili Cabanyes. El proyecto integraba las edificaciones preexistentes e ideaba un conjunto que contaba con nuevas naves fabriles, treinta casas unifamiliares y un sector de servicios donde se ubicaría la escuela, la biblioteca, el casino y la sede social de la cooperativa.

Del conjunto proyectado por el arquitecto únicamente se materializó una pequeña parte: dos viviendas, correspondientes a la del director y a la del portero, unos sanitarios y una nave destinada al blanqueo de algodón. De estos edificios, construidos en el año 1883, solo se han conservado los dos últimos. 

Arcos madera interior Nau Gaudí
Detalle biga madera Nau Gaudí
Fachada exterior Nau Gaudí

La nave de blanqueo

El edificio proyectado por Gaudí es de una gran simplicidad y sencillez. En esta primera aproximación a la arquitectura industrial, diseña una gran nave construida con 13 arcos parabólicos esbeltos y resistentes, creados por pequeños tramos de madera montados con pernos, siguiendo el modelo de Philibert de l’Orme. El uso de estos arcos permite a Gaudí crear un espacio amplio y diáfano de casi 600 m2 sin tener que recurrir a divisiones internas o a sistemas estructurales como columnas o pilares. Se trata de una solución muy innovadora en aquella época, que rehúye de los modelos constructivos establecidos y muestra la gran capacidad imaginativa y el ingenio técnico del joven arquitecto.

La nave de blanqueo destaca por su austeridad y funcionalidad, muy alejada de la profusión ornamental, del juego con los elementos historicistas y naturalistas, y de la experimentación espacial que caracterizarían posteriormente su obra. En este edificio los arcos se convierten en los únicos protagonistas, desarrollando un papel no solo estructural, sino también decorativo. En su primera obra, Gaudí crea un espacio de una gran originalidad y modernidad, que potencia la belleza del desnudo constructivo, tanto de los materiales utilizados, como la madera, el ladrillo y el hierro, como de los propios elementos sustentadores. 

Detalle unión arcos madera Nau Gaudí
Detalle fachada interior Nau Gaudí

Los servicios sanitarios

A pocos metros de la nave de blanqueo se conserva el pabellón de las letrinas, una pequeña construcción cilíndrica considerada la más antigua de todo el conjunto de la cooperativa. El interior está dividido en dos mitades a las que se accede por una puerta independiente. Esta modesta construcción destaca por el diseño de la forma de su cubierta, una vuelta elevada que permite la renovación del aire. Gaudí posteriormente utilizaría este sistema en las torres de ventilación de la Casa Vicens o de las caballerizas de la Finca Güell.

El edificio está decorado con testeros escalonados en las puertas y ventanas y con aplicaciones de azulejos de cerámica vidriada, elementos ornamentales genuinamente gaudinianos que se repetirían y se transformarían en muchos de sus proyectos. 

Pavellón de las Latrinas
Detalle cubierta vuelta elevada
Detalle azulejos cerámica vidriada

La abeja de Gaudí

En el año 1884 Gaudí también diseñó el estandarte de la sociedad, un elemento habitual de la época que se utilizaba para presidir las fiestas y los actos solemnes. Del original solo queda la abeja que lo coronaba, símbolo del trabajo y la laboriosidad, conservada en el Museo de Mataró.

HORARIOS

Del 15 de junio al 15 de septiembre, de martes a domingo de 18 h a 21 h

Del 16 de septiembre al 14 de junio, de martes a sábado de 17 h a 20 h y domingos y festivos de 11 h a 14 h

Cerrado los lunes y los días 1 y 6 de enero, Viernes Santo, 1 de mayo, 24 de junio, 27 de julio, 15 de agosto, 11 de septiembre, 25 y 26 de diciembre.

material de estudio relacionado

Páginas relacionadas

Instagram gallery

Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí .

Cerrar